Reflexiones
LA LUZ QUE NO PUEDES VER
¿ESTÁS PONIENDO LÍMITES O ESTÁS HUYENDO?
RECUERDOS
SI TE CANSA...NO ES
Sin Sentido
EL VALOR DE TUS RECUERDOS
21 Formas de vivir muriendo, 21 Formas de morir viviendo
CONDENADOS A AMAR
Abraza el Dolor
Lo que tenga que ser...Ya Es
Vivir Es Arte
Amor Impropio
La Vida Es Permitir
El Amor
Rumbo Desconocido
TRANSFORMACIÓN
AMA EL REFLEJO
El reflejo nunca es nítido
Vida y Muerte
Fluir con la vida
La Honestidad de 'Ser Uno Mismo'
No hay niveles
El amor surge del caos
Somos Ausencia
Cuestión de percepción
ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Proyecto LibreMente | La Pulga y el Humano – Sergi Torres
PLM es una plataforma que genera y distribuye contenidos de nueva conciencia. Organiza Talleres, encuentros y conferencias relacionadas y reúne distintas metodologías y profesionales basándose en la interacción y la experiencia.
conciencia,videos,talleres,eventos,cursos,consciencia,proyecto,libremente,proyectolibremente,cuerpomente,pensamiento,ser,amor,meditación,osho,terapia,sergitorres,diseñohumano,alok,claudionaranjo,constelaciones,familiares,genealogía,psicología,transpersonal,felicidad,respiración,desdoblamientotiempo,garnier,gestalt,advaita,arun,muditosan,
1146
post-template-default,single,single-post,postid-1146,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,transparent_content,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

La Pulga y el Humano – Sergi Torres

La Pulga y el Humano – Sergi Torres

La vida no se preocupa más por mí ni por ti que por una pulga. La vida no te recompensa si eres bueno ni te castiga si eres malo. Simplemente porque la vida, gracias a Dios, no piensa como un ser humano; no juzga. La vida sólo se dedica a ser lo que es: vida, manifestarse en infinitas formas de las cuales tú eres una al igual que yo.
Mi pregunta aquí es, ¿por qué seguimos intentando ser mejores personas y más buenas, cuando ya somos una forma plena de expresión de la vida? ¿No será que estamos juzgando a la vida? ¿No será acaso que nos hemos creído que la vida piensa como pensamos los humanos?

Muchos se “buenizan” sin darse cuenta de que eso les aleja de los “malos”, sin darse cuenta que esa distancia se llena automáticamente de miedo, dolor y sufrimiento. Otras hacen buenas obras para experimentar el premio que la vida les dará por ello sin saber que la vida no recompensa. La vida sigue dando todo a todos en todo momento.
Una de las cosas que más me fascinan es ver como los seres humanos sufrimos por la forma en la que hemos decidido vivir. Una forma de vivir que excluye a la vida misma. Es fascinante que eso ocurra y que la vida no lo juzgue como inapropiado, es más, lo permite y lo acepta. ¿Por qué?
Muchas personas buscan encontrar una buena vida lejos del sufrimiento sin percatarse de que están huyendo de su propia vida. ¿Cómo puede ella enseñarme a ser feliz y a vivirla en plenitud si huyo de ella? El sufrimiento nace del miedo a sentir el dolor que se siente cuando se vive alejado de la vida. Si en mi vida hay dolor ¿quien va a vivirlo sino yo? ¿A quién voy a culpar por mi dolor? ¿A la mala suerte? ¿A que tú no haces lo que yo quiero que hagas para yo sentirme bien? ¿A la muerte de un ser querido? Cada vez que pienso así, trato de aprender a superar aquellos momentos de dolor sin darme cuenta de que con esa superación avanzo en dirección opuesta a la felicidad. ¿No es fascinante?

No nos amamos a nosotros mismos y culpamos a los demás de no amarnos de la forma en la que nosotros podamos sentirnos amados. ¡Fascinante! “La forma en la que tú me amas es la culpable de que no me sienta amado”. Pero lo más fascinante es creerse esto y pasar el resto de mi vida intentando soportar el no sentir amor y tratando de que los demás aprendan a amarme. ¿Se puede parar esto? Por supuesto. ¿Cómo? Permitiéndole a mi vida ser tal cual es, sin interferir en ella. ¿Cuándo? Sólo puede ser ahora. Sólo puede ser en el momento en el que yo soy consciente de mi mismo y de mi vida; y ¿sabes qué ocurre?: Que la vida siempre prevalece y que el yo, el personaje que era antes de tomarme un té con mi vida, se desvanece. Ya no tiene sentido esperar a que me ames, ni encontrar estrategias para triumfar. El triumfo, si se puede llamar así, es encontrar la vida mientras aún la vives. Ahí ya no tengo palabras para expresarme. Tú leyendo esto y sintiendo profundamente tu vida fluir por tu esencia es mi mejor forma de expresarte lo que no tiene palabras: se sabe y se conoce sin leer palabras ni escuchar enseñanzas, se sabe y se conoce por el acto de permitirle a la vida ocurrir en ti sin condiciones. Y no esperes por ello una recompensa. ¿Qué podría dársete cuando le permites al TODO ser en ti?

Regresando a la pulga, un día me pregunté: ¿alcanzaré el nivel de conciencia de una pulga para ir más allá de él? Las pulgas son conscientes de la vida en ellas y no tienen miedo a vivir sus vidas. Eso, si me permites expresarlo, las sitúa a un paso más adelante de los humanos en la evolución. ¿Podré abrirme a ser la vida?, paso uno, y ¿pararé de parasitar a este planeta? Paso dos. ¿Cuando? ¡Ahora!

 

Sergi Torres

6 Comentarios
  • Mª CARMEN AMADA CORTIJO PRIETO
    Publicado 13:59h, 27 Enero Responder

    CARMEN CORTIJO
    HOLA SERGI.
    ¿POR QUÉ EN LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA,SE NOS DA UN GRAN CEREBRO , AL QUE ES MEJOR CASI NO UTILIZAR DE LA MANERA QUE LO HACEMOS PERO NO UN CORAZÓN ENORME PARA LATIR MAS CON LA VIDA. DE MANERA MAS COHERENTE?.
    NO SÉ…. MUCHO DE PULGAS….PERO LOS DOCUMENTALES QUE NOS ENSEÑAN DE LOS ANIMALES, LAS MADRES ESTÁN EN UN CELO CONTINUO PARA PRESERVAR A SUS CRÍAS , PARECE QUE VIVEN EN TENSIÓN ANTE TODOS LOS DEPREDADORES.Y PROCURARLES EL ALIMENTO ,PARA MI ESO SE PARECE AL MIEDO DE LOS HUMANOS..

  • sofía
    Publicado 11:11h, 02 Septiembre Responder

    Ayer me sorprendí pensando.. .”esto es para enfadarse mucho”…pero me sorprendí mucho más cuando VI que no estaba enfadada …y en lugar de convencerme y dejarme convencer de que debería estar enfadada, actué honesta y en coherencia con lo que sentía; no enfado. .
    Da mucha risa cuando te das cuenta de que dejar que te pase todo lo que te pasa sirve para ir desprogramándote…Y entonces reconoces el miedo que esto provoca en las relaciones aún programadas…el mismo miedo que sentí yo
    …Mucha risa y una sensación de libertad e inmensidad bestial dentro inexplicable
    Gracias!

    • Marta Valadés Gracia
      Publicado 12:30h, 02 Septiembre Responder

      Gracias por compartir tu risa Sofia! Un abrazo!!

  • Isabel
    Publicado 20:17h, 19 Abril Responder

    Hola Sergi, he empezado a leerte y pienso que tu filosofía es realmente iluminadora, pero también me ha hecho pensar mucho sobre mi forma de vivir y me ha creado un montón de cuestiones que no tenía hasta hoy o al menos para las que creía tener respuesta: no entiendo el concepto de que “hay que permitirle a la vida ser cual es y no interferir en ella”. Teniendo en cuenta que nos han enseñado a luchar por conseguir lo que queremos en la vida, ¿qué sentido tiene? ¿Tenemos que dejar que las cosas nos ocurran y aceptarlas o luchar por un trabajo mejor, contra las enfermedades, contra las injusticias del mundo, contra los que nos quieren dañar,…? , ¿debemos permitir que no nos importe que nos despidan o que a un ser querido le hagan daño, por poner algún ejemplo?¿En qué lugar de tu filosofía queda Dios? Las ideas que planteas son fuertes pero y los sentimientos? Que hacemos con ellos? ¿Cómo los controlamos? Me gustaría recibir respuesta. Gracias Sergi

    • Francisco Abellán
      Publicado 10:33h, 26 Agosto Responder

      Hola Isabel.
      Tus preguntas me resultan interesantes y me gustaría compartir lo que me sugiere . Tu primera cuestión cominenza: “¿Tenemos que dejar que las cosas nos ocurran…” la verdad es que las cosas nos ocurren, las dejemos o no y a veces las juzgamos inadecuadas y queremos cambiarlas. Lo único que no es necesario es el juicio. Podemos pensar que es necesario para mejorar, pero no es cierto.
      Piensa en un escultor que esculpe una piedra, no necesita juzgar la piedra inapropiada para transformarla. De hecho posiblemente la obra saldrá mejor si acepta la materia prima. El Escultor toma la piedra, la observa y la transforma.
      Lo que nos sucede es la materia prima de nuestra vida. No necesitamos juzgarla para transformarla. Cuando además vemos que no soy yo el que esculpe, sino que la escultura la realiza la vida a través de mí. Se siente un alivio…

  • Ana Hopi
    Publicado 21:59h, 08 Enero Responder

    Hola Sergi
    no te conozco ni seguramente lo haré nunca ,Como tu dices, solo hay este instante ,así que esto es como un mensaje en la botella para el futuro..Aun así lo que siento ahora es gracias y en unos segundos se desvanecerá esta sensación y seguiré mi camino existiendo…Un placer

Publica tu comentario