Reflexiones
A VECES SUFRO DE CORDURA TRANSITORIA
LA LUZ QUE NO PUEDES VER
¿ESTÁS PONIENDO LÍMITES O ESTÁS HUYENDO?
RECUERDOS
SI TE CANSA...NO ES
Sin Sentido
EL VALOR DE TUS RECUERDOS
21 Formas de vivir muriendo, 21 Formas de morir viviendo
CONDENADOS A AMAR
Abraza el Dolor
Lo que tenga que ser...Ya Es
Vivir Es Arte
Amor Impropio
La Vida Es Permitir
El Amor
Rumbo Desconocido
TRANSFORMACIÓN
AMA EL REFLEJO
El reflejo nunca es nítido
Vida y Muerte
Fluir con la vida
La Honestidad de 'Ser Uno Mismo'
No hay niveles
El amor surge del caos
Somos Ausencia
ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Proyecto LibreMente | ¿ESTÁS PONIENDO LÍMITES O ESTÁS HUYENDO?
PLM es una plataforma que genera y distribuye contenidos de nueva conciencia. Organiza Talleres, encuentros y conferencias relacionadas y reúne distintas metodologías y profesionales basándose en la interacción y la experiencia.
conciencia,videos,talleres,eventos,cursos,consciencia,proyecto,libremente,proyectolibremente,cuerpomente,pensamiento,ser,amor,meditación,osho,terapia,sergitorres,diseñohumano,alok,claudionaranjo,constelaciones,familiares,genealogía,psicología,transpersonal,felicidad,respiración,desdoblamientotiempo,garnier,gestalt,advaita,arun,muditosan,
2138
post-template-default,single,single-post,postid-2138,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,transparent_content,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

¿ESTÁS PONIENDO LÍMITES O ESTÁS HUYENDO?

¿ESTÁS PONIENDO LÍMITES O ESTÁS HUYENDO?

Sabes que estás huyendo cuando en la siguiente escena de esta película que es la vida te encuentras al mismo monstruo…y te preguntas ¿pero si ya lo maté?

Paradójicamente, sabes que estás poniendo límites cuando no intentas defenderte de él, y dejas que sea ese monstruo quien te muestre tus limitaciones, esas grandes desconocidas con las que estás aprendiendo a lidiar. Solo reconociéndolas puedes saber dónde, cómo, y cuándo, es saludable para ti poner un límite determinado.

El monstruo no está ahí para amargarte la vida, está ahí para enseñarte a vivirla.

No puedes matarlo porqué es una parte de ti. Todo esfuerzo por erradicarlo solo es otra forma de intentar enterrar aquello que aún no sabes gestionar.

Los limites sanos son aquellos que nacen de haber sobrevivido a tus propios monstruos internos, comprendiéndolos, abrazándolos… ¿cómo sino puedes poner límites sin saber dónde los tienes?

A menudo lo que hacemos es revelarnos contra la situación, cargar contra el monstruo, y huir hacia adelante, creyendo que estamos poniendo límites sanos. Y claro…, no funciona.

En primer lugar porque vamos armados y protegidos hasta arriba y mantener la guardia es muy cansado. Y en segundo lugar porque con semejante armadura el monstruo te reconoce de nuevo y te dice: ¡ah que quieres más guerra!…

Despojarte de tu armadura te deja en un lugar vulnerable, un lugar que no solemos visitar, un lugar de tremenda valentía, donde ningún monstruo en forma de miedo, soledad, tristeza, vergüenza, abandono, culpa, o cualquier forma de expresión que adopte, puede sobrevivir por mucho tiempo. Sencillamente se doblega ante el reconocimiento.

En ese reconocimiento nace tu libertad, en el reconocimiento de tus propios límites.

Poner límites no es lo mismo que defenderse de “algo”. No produce nerviosismo, tensión o enfado, poner límites sanos implica reconocer tus zonas más sensibles, que no débiles,  y conocer tu vulnerabilidad.

Es el conocimiento de tus límites lo que te permite descubrir quién eres viendo lo que no eres.

Ábrete a tus zonas sensibles y aprende a discernir dónde, cuándo, y con quién mostrarlas, no por desconfianza, sino por amor a ti mismo, por otorgarte el cuidado necesario como para no tener que huir y proyectarlas en la siguiente escena de la película convirtiéndote de nuevo en quien no eres.

Si conoces al monstruo ya no hay necesidad de huir de él…, sino de aprender a vivir con sus limitaciones.

 

-Marta Valadés-

Fotografía: James Clarke

 

Sin Comentarios

Publica tu comentario